Durante los próximos dos meses tendré un poco parada mi producción de piezas de artesanía de huevos porque tengo varios proyectos para mostrarte cómo transformar muebles con huevos.

 

Empecemos con mi habitación

 

Hace un tiempo tomamos la decisión de, después de quince años, dejar de pagar alquiler e intentar hacernos con nuestro hogar propio.

Fue una decisión de mucho tiempo porque habría que ahorrar para la inversión cuando todavía tenemos que estar alquilando.

Así que hemos estado construyendo poco a poco, parte de ese ahorro es que no compraremos muebles nuevos, pero sí les daremos nueva vida.

Este será un nuevo comienzo, la vida está llena de ellos. Cada transformación que hacemos en nuestras vidas, de manera mental, espiritual o física es, al final, un inicio de algo.

Tomando todo esto en cuenta, además de mi obsesión con transformarlo casi todo, decidí darle nueva vida a ciertos muebles de la casa para que nos inspiren a esta nueva etapa.

 

La transformación como parte de vida

 

No sé si a ti te pasa, mi niña, pero a mí me encanta estar cambiándolo todo. Muevo los muebles de sitio, cambio las cosas en las alacenas de la cocina, muevo los adornos de un lado para otro, intentando siempre darle un toque diferente.

Si a eso le sumamos que mi creatividad siempre anda a tope, pues el resultado es que también les meto mano a algunas cosas, cambiándoles el color o la idea total y transformándolo en algo completamente nuevo y diferente.

Cuando mi viejo y yo nos casamos, estaba fascinada por el mundo rústico pero a la vez me gustaba el toque fino y delicado de los muebles clásicos. Así que me hice con muebles clásicos y les metía el toque rústico en los colores. Casi todos los detalles los compraba en azul y amarillo.

 

Como han pasado los años

 

Con los años me fui desesperando con tanto colorido y me entró una obsesión con el estilo nórdico con un toque vintage. Entonces me puse a transformar un montón de cosas de casa y convertí todo lo azul y amarillo en gamas que iban desde el beige hasta el chocolate.

Mi enano menor todavía me pregunta a veces: ¿por qué lo tienes que pintar todo de blanco?

Pero claro, eso es como todo en la vida. Hay cosas que van cambiando, en ti y en tu entorno, y eso hace que lo que antes te encantaba y te hacía feliz, ahora ya no tanto y que veas las cosas desde otra perspectiva.

En ese punto de introspección estoy ahora.

Antes, además, quería tenerlo todo combinado, que mi casa pareciera sacada de un tablero de Pinterest donde ves casas que parece que nadie vive en ellas porque son un sueño y uno que vive en la realidad, sabe que mantenerlas así es eso, un sueño.

Hoy, mi idea de tenerlo todo combinado ha cambiado y el hecho de tenerlo todo exactamente a mi gusto, lo voy soltando. Sí, cuesta, pero he cedido un poco el querer controlarlo todo.

Esta vez, mis enanos decidirán el color de sus habitaciones y muebles (yo meteré mi mano para que no parezca un arcoiris jajaja). Y claro que consulté con mi viejo la idea de cambiar los colores de nuestra habitación.

La conclusión es que, en este momento, ando en busca de estar en paz y tranquilidad en todos los sentidos. Y si para ello debo soltar el control y dejar que los demás tomen ciertas decisiones, aunque no me encanten, será una manera de que ellos se sientan felices y por lo tanto, yo tranquila.

 

Cómo transformar muebles con huevos

 

Así que como estaré un poco parada con la creación de piezas de artesanía de huevos y punto.

Te iré compartiendo el proceso que seguiré para transformar muebles con huevos.

 

como transformar muebles con huevos

 

Te muestro cómo era originalmente. Como ves, era de un tono rojizo, en su momento me encantó y obviamente combinaba con el resto de los muebles de la casa.

 

como transformar muebles con huevos1

 

Esta es la parte más liosa y tardada del proceso, hay que lijar. Quitar capas de barniz y tinte rojo.

Ya te imaginarás cómo quedó toda mi terraza después de esto, pero bueno, el resultado final valdrá la pena. (Eso me digo para no desesperar).

 

como transformar muebles con huevos2

 

Y sí, aquí es cuando ya empiezo a ver el lienzo, acá entre nos, esta parte es la que menos me gusta.

Parece que casi acabé, pero no; ahora falta dar los toques finales y lijar esos pequeños detalles donde la lijadora no entra y hay que hacerlo manualmente.

Exacto, mis manos y mis uñas acaban destrozadas por la lija y el polvo, pero sigo insistiendo; valdrá la pena.

 

como transformar muebles con huevos3

 

 

Y así voy hasta ahora. Iré mostrando todo el proceso y si estás pensando en darle nueva vida a alguno de tus muebles, verás que con poca inversión económica, un poco de inversión de tu tiempo y por supuesto, mucha creatividad; se puede lograr algo extraordinario.

 

 

 

No olvides dejarme un comentario, me encanta saber de ti.

Cuéntame qué te parece la idea y si te animarías a transformar tus muebles.

Gracias por leerme y, si te apetece, únete a mi sueño.

¡Besiños!

¡No olvides unirte a mi sueño!



2 Responses

    • ¿Muchas gracias Marilo hermosa por pasar por mi rinconcito!

      La verdad es que sí, pero disfrutaré mucho la transformación, que será la parte creativa y el resultado final, seguro.

      ¡Besiños mi niña!

Me cuentas qué te pareció el post